logo cdmon

6 pasos para comenzar tu propio negocio de manera efectiva este Septiembre

emprender en septiembre

Las empresas españolas han cambiado. La seguridad laboral es en gran medida una reliquia, los beneficios ya no son lo que solían ser, y comenzar tu propio negocio, aún teniendo algunos riesgos, te compromete con tu sentido de vida y te brinda posibilidades de crecimiento personal y profesional.

Si durante este verano has estudiado detenidamente en la idea de comenzar un nuevo proyecto este curso, ¡te queremos acompañar! así que te presentamos siete consejos clave para darle vida sin perder tiempo y recursos financieros.

Y además, te recordamos que puedes apuntarte a nuestro sorteo #UnaIdeaUnHosting en nuestras redes sociales de Twitter y/o Facebook dándonos a conocer la idea de tu negocio. Podrás optar a un Plan de Hosting Junior totalmente gratis por un año, acompañado siempre por nuestro equipo técnico. ¡Este Septiembre es tu momento de emprender! 

1. Consulta con profesionales de confianza

No es suficiente con tener unas meras expectativas de negocio y un business plan que lo sujeta todo y que incluso es válido para captar financiación. Es vital tener muy claro el producto que se pretende distribuir, el negocio innovador que se pretende conseguir o el servicio diferencial que se pretende dar. Apostar por un producto nuevo que nadie conoce puede ser una apuesta arriesgada, aunque si se ha hecho un buen análisis y la propuesta de valor tiene expectativas de conversión, te animamos a ello. Sin embargo, seguir el camino de lo conocido en cierta manera puede allanar el camino. Consulta con personas de confianza y profesionales que te asesoren, y si ves que puede ser rentable, ¡adelante!

2. Investiga tu idea

Lo más importante a tener en cuenta si estás considerando comenzar un negocio es este: No es una carrera. Las personas que se apresuran son penalizadas en el mercado mucho más severamente que las personas que se toman su tiempo. Es posible que escuches las palabras " la ventaja del primer jugador": la idea de obtener una gran ventaja al salir con un producto antes que nadie, pero esa idea es exagerada, especialmente para las pequeñas empresas. Emergerías demasiado pronto y podrías derrochar recursos importantes.

Es mucho mejor investigar metódica y diligentemente tu idea. ¿Alguien más lo está haciendo? ¿Cómo es la competencia? ¿Los consumidores y las empresas tienen sustitutos viables si no eligen tu producto? ¿Tu producto realmente resuelve un problema o necesidad? ¿La demanda va a ser lo suficientemente grande en el futuro, no solo por un año o dos? Una vez que esté completamente convencido de que tiene la mejor trampa para ratones virtual, puede continuar. 

3. Redacta tu plan de negocios

Con las docenas de recursos de planes de negocios disponibles online, ya no existe una excusa para no escribir (no pensar, escribir ) un proyecto de empresa antes de lanzarlo. ¿Por qué escribir un plan incluso si eres la única persona que trabajaría en la empresa? Porque te obliga a responder preguntas críticas que no debes ignorar si quieres tener una gran posibilidad de éxito. No tiene que ser largo.

Hazlo en una sola página si no tienes la paciencia para escribir más, pero deberías responder a estas preguntas:

- ¿Cuál es el propósito del negocio?

- ¿Quiénes son mis clientes?

- ¿Qué problema resuelve mi producto / servicio?

- ¿Quién es mi competencia y cuál es la ventaja de mi producto / servicio?

- ¿Cómo pondré precio, posicionaré, comercializaré y apoyaré mi producto?

- ¿Cuáles son mis proyecciones financieras para la empresa en los próximos 3-5 años? 

4. Elije una estructura empresarial

Según Michael Hanley, "La base para la planificación fiscal comienza incluso antes del primer día de operaciones comerciales. De todas las decisiones que tomará un propietario de una empresa, muy pocas tendrán un impacto tan grande como la selección de la entidad"

La decisión de convertirse en propietario único, una sociedad, una empresa tradicional, una Sociedad de Responsabilidad Limitada, una Cooperativa, una Sociedad Anónima… tendrá un efecto duradero sobre las futuras implicaciones fiscales de tu negocio. Puedes conocer los beneficios, así como las ventajas y desventajas de cada plan para elegir qué te conviene más. 

5. Crea tu equipo

Si bien tu equipo se compone principalmente de empleados, piensa de manera más amplia. Necesitarás asesores de confianza que incluyan un abogado, un contador de impuestos, un asesor / agente de seguros. Es posible que desees considerar la contratación de un asistente virtual que tenga experiencia en startups para manejar las tareas administrativas que conlleva el lanzamiento de una empresa, o la contratación de un hosting web rápido y seguro que se adapte a tus necesidades web.

6. Busca un plan de financiación adecuado

No es recomendable empezar un negocio sin tener una financiación que asegure la viabilidad de la empresa y la duración de la misma. Por ello, elegir un buen sistema de financiación es muy importante para emprender un proyecto. 

Algunas reflexiones finales:

No importa qué tipo de negocio empieces, ya sea vender productos físicos, ofrecer tus servicios, crear un producto digital o iniciar una startup: Siempre habrá vaivenes.

Cuando se trata de negocios, es importante establecer expectativas realistas para que no te termine decepcionado su progreso después de los primeros meses de crecimiento.

Y sobre todo, no temas a sentirte solo. Para emprender hay que convivir con la enfermedad de la soledad, aquella a la que hay que enfrentarse diariamente cuando se toman decisiones. Una enfermedad que conlleva siempre asumir obligaciones, compromisos, sacrificios y responsabilidades y en la que cuando uno se equivoca, o cuando se equivocan otros, los platos rotos siempre los paga el mismo. Asume el compromiso y, ¡no te rindas!

 

Comments

No comments made yet. Be the first to submit a comment
Guest
Tuesday, 13 November 2018

This website uses its own and third party cookies. We believe that if you continue browsing, you are accepting their use. Get more information | Close