Volver

La amenaza de los ataques de inyección SQL

Portada-Blog-inyecSQL.jpg

Es posible que hayas oído hablar de los ataques de inyección SQL, pero que no sepas exactamente lo que son o la gravedad de la amenaza que suponen para tu página web. Si tienes un sitio web en el que un usuario pueda enviar datos, existe la posibilidad de que un atacante entre en tu sitio y cause estragos en tu base de datos.

Cada vez que almacenas datos de clientes en tu código, abres tu página a posibles ataques, pero mientras seas consciente de este riesgo y tomes las precauciones necesarias, puedes mitigar este tipo de ataques.

Los hackers conocen lo valiosa que puede resultar este tipo de información, ya sea para vender datos personales como para desprestigiar una compañía, por lo que resulta imprescindible asegurar la infraestructura de tu web, incluidos tus archivos y bases de datos, sobre todo si almacenamos cualquier tipo de información.

Los ataques de inyección SQL son uno de los ataques más comunes que existen, en el que los hackers intentan acceder a la base de datos de tu página web para obtener información o incluso eliminar datos personales.

¿Qué significa SQL?

SQL (la abreviación de Structured Query Language) es un lenguaje de programación para administrar información en bases de datos. Una de las principales funciones es la de realizar consultas a estas bases de datos para recuperar la información que estas contienen, lo cual suele suceder en las páginas web cada vez que se introducen datos (principalmente en formularios).

¿Qué es un ataque de inyección SQL?

La inyección SQL se produce cuando un atacante introduce una consulta maliciosamente construida que se extiende a partes de la base de datos más allá de la tabla donde se esperan los datos, ya sea explotando una vulnerabilidad en el código de su sitio web o enviando una solicitud especialmente diseñada.

Es importante tener en cuenta que los datos no se inyectan realmente en la base de datos, se inyectan en la consulta que se ejecuta para recuperar datos de la base de datos. Esto puede provocar el robo de información sensible, ataques de denegación de servicio o la corrupción de tu base de datos.

Lo más habitual, es que estos ataques se realicen a través de formularios en tu página web (los cuales realizan consultas sobre la base de datos de tu web) que no se encuentren configurados correctamente.

¿Por qué son tan peligrosos este tipo de ataques?

Siempre que insertas datos enviados por el usuario en tu código, corres el riesgo de que esos datos sean maliciosos. Cuando almacenas esos datos en una base de datos, incluso si están encriptados, siempre existe la posibilidad de que un atacante sea capaz de encontrar la ubicación de esos datos, decodificarlos y utilizarlos de forma maliciosa.

Las consultas SQL son el núcleo de la mayoría de las aplicaciones web. Si tienes un sitio web que depende de una base de datos, tienes SQL en alguna parte. Si pueden inyectar una consulta maliciosa en la base de datos de tu aplicación y hacer que devuelva datos sensibles, tienen el potencial de causar estragos en tu base de datos y en toda tu aplicación.

¿Cómo puedo protegerme de estos ataques?

 La prevención siempre es mejor que intentar recuperarse de un ciberataque. Si eres el responsable de un sitio web que recoge datos enviados por el usuario, hay algunas cosas que puedes hacer para protegerte de un ataque de inyección SQL:

Escapar los comandos: puedes aplicar un filtro de lista blanca y negra para restringir el tipo de caracteres que se permiten en los campos de datos enviados por el usuario, evitando así que un atacante pueda introducir caracteres especiales o códigos específicos para SQL.

Evitar el SQL dinámico: en la medida de lo posible trabaja con consultas de SQL estáticas. En caso de que no sea posible, trabaja con consultas de SQL dinámicas que funcionan con parámetros que se sustituyen por datos estáticos antes de que se ejecute la comanda (consultas parametrizadas).

Evitar la exposición: asegúrate de que el usuario que accede a las bases de datos tiene los privilegios adecuados para evitar dejar accesibles bases de datos internas.

Análisis: también puedes prevenir los ataques de inyección SQL utilizando una herramienta de prevención de inyecciones SQL, que puede detectar el código malicioso antes de que entre en su base de datos, así como otro tipo de herramientas automáticas que comprueban la seguridad de tus formularios para encontrar posibles vulnerabilidades.

La amenaza de los ataques de inyección SQL en tu sitio web y cómo prevenirlos es uno de los problemas más graves a los que se enfrentan los propietarios de sitios web hoy en día.

Los datos de tu base de datos son probablemente el activo más crítico de tu sitio web. Un hacker que pueda entrar en tu sitio web y acceder a sus datos puede robar la información financiera de sus clientes, los mensajes privados entre ellos o casi cualquier información que no esté debidamente codificada.

Ten en cuenta estos consejos para proteger tu sitio web de un ataque de inyección SQL y así evitar que los datos sean pirateados.

Comentarios
No hay comentarios.No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.