Volver

Qué son los plugins y cómo usarlos

Blog-quesonplugins-Portada.jpg

Los plugins son una de las herramientas más importantes para los propietarios de sitios web hoy en día, ya que proporcionan una forma sencilla de ampliar las funciones existentes y añadir otras nuevas a tu web.

En esta guía introductoria a los plugins, explicaremos qué son y qué tipos existen. Tanto si eres un nuevo propietario de un sitio web como un desarrollador web experimentado, esta guía te ayudará a sacar el máximo partido de tus plugins y a hacer que tu sitio web sea el mejor posible.

Los plugins son aplicaciones de software que pueden añadirse al gestor de contenidos de tu web y aportan multitud de funcionalidades diferentes: añadir una tienda, mejorar tu SEO, incrementar la seguridad… Son una herramienta increíblemente útil, ya que pueden ayudarte a hacer tu sitio web más atractivo y son muy fáciles de usar, puesto que en lugar de tener que realizar cambios en tu web a través de código, el plugin realizará estos cambios por ti.

Los plugins se pueden utilizar en todo tipo de sitios web, desde sitios web empresariales a tiendas de comercio electrónico, portales educativos, blogs basados en contenidos, sitios de redes sociales y mucho más. Con los plugins podrás personalizar tu web para que tenga el aspecto y funcione exactamente como deseas.

Según el gestor de contenidos que estés empleando, el nombre puede variar. Por ejemplo, en PrestaShop y en Joomla reciben el nombre de módulos, pero su funcionalidad es la misma en todos los CMS.

Existen muchos tipos de plugins disponibles para propósitos muy diferentes. La mayoría de ellos se centran en la funcionalidad ampliada (añaden nuevas funcionalidades o cambian funcionalidades existentes en tu sitio web), como añadir cosas como formularios de contacto, funcionalidad de comercio electrónico, etc.

Pero cuando se trata de plugins, los vamos a clasificar en tres tipos principales: comerciales, gratuitos y freemium.

Los plugins comerciales son aquellos que es necesario comprar. Ofrecen una amplia gama de características adicionales o a veces funcionalidades muy concretas y específicas.

Por otro lado, también puedes encontrar plugins gratuitos, que, si estás empezando con tu web, son seguramente la mejor opción.

Finalmente, existen también un nuevo tipo de plugin conocido como freemium (de la mezcla de free y premium). Son plugins de pago, pero ofrecen una versión básica con funciones limitadas para aquellos usuarios que no quieran pagar.

No todos los tipos de plugins se encuentran disponibles en todos los gestores de contenidos, como puede ser el caso de PrestaShop, en el que casi todos los plugins disponibles son de pago.

Aunque los plugins son una herramienta increíblemente útil y proporcionan muchas ventajas, también conllevan ciertos riesgos.

Existe un tipo de plugins que no recomendamos en ningún caso: los plugins nulled. Se trata de plugins de pago que han sido pirateados y crackeados que suelen venderse ilegalmente. Cuando decidas comprar un plugin, asegúrate de que es la versión original. De lo contrario, corres el riesgo de comprometer la seguridad de tu sitio web.

El principal riesgo de usar este tipo de plugins es que pueden contener código malicioso (aquel que ha sido escrito con malas intenciones) y que puede usarse para piratear tu sitio web, explotar vulnerabilidades y realizar otras acciones dañinas.

Recuerda también que un plugin que lleva mucho tiempo sin recibir actualizaciones (sobre todo en el caso de los gratuitos), al final tendrán gran número de vulnerabilidades sin corregir, por lo que pueden resultar peligroso.

Puedes minimizar los riesgos instalando solo plugins de confianza en tiendas oficiales de tu CMS y asegurarte de que estos reciben soporte continuado de mantenimiento.

Cuando se trata de sitios web, los plugins son una herramienta increíblemente útil y proporcionan muchos beneficios. Si quieres construir una página web fácilmente, lo mejor es utilizar un gestor de contenidos o CMS y configurarlo a tu gusto gracias a los plugins.

Si aún no tienes Hosting, recuerda que ​cdmon​ te ofrece una gran variedad de Hostings escalables y pesronalizables que crecen con tu proyecto y con los que puedes instalar los CMS más habituales en un solo click.