Volver

Seguridad del correo electrónico: SPF, DKIM y DMARC

Seguridad del correo electrónico: SPF, DKIM y DMARC

El correo electrónico es una herramienta vital en nuestras vidas profesionales y personales, pero también es un blanco frecuente para los ciberdelincuentes. Con el aumento de ataques de phishing, malware y suplantación de identidad, es crucial contar con medidas robustas de seguridad.

Este artículo ofrece una guía comprensiva sobre las tecnologías clave para la protección del correo electrónico: Sender Policy Framework (SPF), DomainKeys Identified Mail (DKIM) y Domain-based Message Authentication, Reporting, and Conformance (DMARC). Estos protocolos son fundamentales para defenderse contra los ataques más comunes y sofisticados.

SPF – Servidor autorizado

SPF (Sender Policy Framework) es un sistema de validación de correo electrónico diseñado para prevenir la suplantación de identidad. Permite a los administradores de dominios especificar qué servidores de correo están autorizados para enviar correos en nombre de su dominio.

Al verificar si los correos provienen de un servidor autorizado, SPF ayuda a detectar y bloquear correos falsificados que podrían ser utilizados en ataques de phishing o para propagar malware. Mejora la entregabilidad de los correos legítimos y protege la reputación del dominio.

El protocolo SPF funciona mediante la publicación de registros TXT en el DNS del dominio. Estos registros enumeran los servidores de correo autorizados. Cuando un servidor de correo recibe un mensaje, verifica el registro SPF del dominio del remitente para asegurarse de que el correo proviene de un servidor autorizado.

Si el servidor de correo del remitente no está en la lista del registro SPF, el mensaje puede ser marcado como sospechoso o rechazado, dependiendo de las políticas del servidor receptor.

SPF es un componente vital de la seguridad del correo electrónico, proporcionando una sólida defensa contra varios tipos de ataques relacionados con el correo electrónico.

DKIM – Integridad del mensaje

DKIM (DomainKeys Identified Mail) es un método de autenticación de correo electrónico que utiliza la criptografía para verificar que un mensaje de correo electrónico no ha sido falsificado o alterado durante su envío.

Al verificar la autenticidad de los correos electrónicos, DKIM dificulta que los atacantes envíen correos maliciosos que parezcan provenir de dominios legítimos. Esto reduce significativamente el riesgo de ataques de phishing y spoofing. También mejora la confianza en la comunicación por correo electrónico y protege la reputación del dominio del remitente.

DKIM utiliza un par de claves criptográficas (una clave pública y una clave privada) para firmar los mensajes de correo electrónico. La clave privada se utiliza para firmar digitalmente los mensajes salientes, mientras que la clave pública se publica en el DNS del dominio del remitente.

Cuando un servidor de correo recibe un mensaje, busca la clave pública del remitente en su DNS y utiliza esta clave para verificar la firma digital del mensaje. Si la firma es válida, esto indica que el mensaje no ha sido alterado desde que fue enviado y que proviene de un dominio autorizado.

DKIM es una parte esencial de una estrategia de seguridad del correo electrónico completa y efectiva, proporcionando una defensa robusta contra muchas de las amenazas más comunes en el mundo del correo electrónico. Implementar DKIM es un paso crítico para cualquier organización que busque mejorar la integridad y la seguridad de su comunicación por correo electrónico.

DMARC – Validación integrada

DMARC (Domain-based Message Authentication, Reporting, and Conformance) es un protocolo de autenticación de correo electrónico que permite a los propietarios de dominios especificar cómo deben ser gestionados los correos electrónicos que no pasan las verificaciones de SPF y DKIM. Utiliza los resultados de las verificaciones de SPF y DKIM para determinar la autenticidad de un correo electrónico. Requiere que al menos uno de los métodos de autenticación (SPF o DKIM) pase y que el mensaje coincida con el dominio del remitente.

Este protocolo resuelve ciertas limitaciones de SPF y DKIM, proporcionando instrucciones claras a los servidores de correo receptor sobre qué hacer con los mensajes que fallan en las verificaciones de autenticación. Esto mejora la capacidad de prevenir el phishing y la suplantación de identidad, protegiendo así tanto a los remitentes como a los destinatarios de correo electrónico.

Los propietarios de dominios pueden definir políticas en sus registros DMARC que indiquen a los servidores receptores cómo gestionar los correos que no pasan las verificaciones. Estas políticas pueden variar desde no hacer nada (none), hasta poner en cuarentena (quarantine) o incluso rechazar (reject) los correos.

Implementar DMARC es un paso esencial en la protección de tu dominio contra el abuso y la suplantación de identidad en el correo electrónico. Al trabajar en conjunto con SPF y DKIM, DMARC no solo mejora la seguridad del correo electrónico, sino que también ayuda a mantener la integridad y la reputación de tu dominio en el ecosistema del correo electrónico.

Conclusión

Al finalizar nuestro recorrido por el mundo de la seguridad del correo electrónico centrado en los protocolos SPF, DKIM y DMARC, queda claro que su implementación es esencial para cualquier estrategia de seguridad digital efectiva. Estos tres pilares, al trabajar en conjunto, ofrecen una línea de defensa robusta contra las amenazas más comunes en el correo electrónico, como el phishing y la suplantación de identidad.

SPF ayuda a verificar la fuente de los correos electrónicos, DKIM asegura la integridad del contenido del mensaje, y DMARC combina y fortalece las capacidades de ambos, proporcionando una política clara sobre cómo manejar los correos que no pasan estas verificaciones. La sinergia de estos protocolos no solo mejora la seguridad del correo electrónico, sino que también aumenta la confiabilidad y la reputación de los dominios en las comunicaciones digitales.

En resumen, SPF, DKIM y DMARC son más que herramientas; son esenciales para una comunicación segura y confiable en la era digital. Su implementación y gestión adecuadas son cruciales para cualquier individuo o entidad que valore la seguridad y la integridad en el vasto y dinámico paisaje del correo electrónico.

Comentarios
cdmon
cdmon

Buenos días Francisco,
Aquí puedes encontrar una guía para revisar tu configuración en ThunderBird:
Cómo modificar una dirección de correo existente configurada en Thunderbird
Recuerda también que puedes contactar con nosotros en el teléfono 911822767, donde el departamento técnico puede ayudarte paso a paso en la configuración para revisar que todo sea correcto y hacer pruebas contigo.

Francisco (Aula Abierta Albacete)

Hola, tendo el correo electrónico con vosotros vajo el dominio @aulaabiertaalbacete.com y desde hace unos días puedo recibir correos pero no enviarlos. Trabajo con el gestor de correo Thunderbird, ¿podríais indicarme como debo configurarlo? Gracias.