Volver

Servidores Virtuales vs. Servidores Dedicados

dedicadosVSvirtuales-portada.jpg

Servidores Virtuales vs. Servidores Dedicados

Las empresas cuentan con distintos requerimientos para la representación online de sus negocios. Existen diversas opciones cuando se trata de elegir servidores. Entre los más populares destacan los servidores dedicados y los servidores virtuales.

Para lograr elegir el más adecuado para tu empresa, es necesario conocer y entender la diferencia entre Servidores Virtuales vs Servidores Dedicados. 

¿Qué son los servidores dedicados?

Con un servidor dedicado, cuentas con todos los recursos de un servidor a tu disposición en exclusiva. 

Los servidores dedicados son perfectos para expertos que buscan la máxima exigencia, con una administración sencilla e intuitiva podrás asignar los recursos del servidor a cada uno de tus proyectos.

El servidor dedicado administrado es una maquina física donde puedes escoger el tipo de configuración: memoria, CPU, disco, etc., que más se adapte a tus requisitos. Nuestro equipo de sistemas administra tu servidor de forma integral con la máxima seguridad y fiabilidad para que te despreocupes de la parte técnica y emplees todo tu tiempo en gestionar tu negocio.

Con un servidor dedicado te asegurarás de sacar la máxima potencia a todos sus recursos.

La única opción de alojamiento que es más potente que los servidores dedicados es un clúster con múltiples servidores dedicados. 

¿Qué son los servidores virtuales?

​ Los servidores virtuales funcionan gracias a la infraestructura cloud; dividimos los recursos y lo aislamos independientemente, con lo que podemos emular un entorno virtualizado mucho más seguro y disponible. A nivel lógico, se comportará exactamente igual que una máquina física.

Se trata de un entorno virtualizado donde todos sus recursos están delimitados y garantizados. Es totalmente escalable, puedes contratar los recursos que desees y redimensionarlos en cualquier momento, pagando sólo por las necesidades de tu empresa. En cdmon está incluida la administración del servidor por lo que como cliente te puedes desentender del mantenimiento del equipo tanto a nivel de de Sistema Operativo, Apache y otros servicios como hardware.

A los VPS se les asignan recursos como núcleos de CPU y memoria del servidor padre en el que están alojados. 

Servidores Dedicados

Servidores Virtuales

Rendimiento: Los servidores dedicados
son una unidad física autónoma que contiene todo el hardware necesario para
que una empresa pueda alojar su producto en ese espacio. Como su nombre muy
bien lo indica, esta unidad está literalmente “dedicada” a un
único cliente
, lo que te permite el máximo control.

Rendimiento: Los servidores virtuales
son escalables y el cliente puede personalizar los recursos de su
servidor según sus necesidades y las de su negocio.
Están limitados a la velocidad del
procesador y al tipo de nodo de la nube
que ofrece su proveedor de
alojamiento.             

Seguridad: como el servidor dedicado está administrado, contarás con
la máxima seguridad, y habrá un equipo técnico vigilando el desempeño de tu
servidor.

Seguridad: Con la inversión en ciberseguridad y los constantes backups,
el servidor virtual alcanza la seguridad de un servidor dedicado.

Precio: Al disponer de todos los recursos del servidor físico
de manera exclusiva el precio suele ser más elevado que el de otro
tipo de servidores.        

Precio: El precio de un VPS depende de los recursos que
necesites para tu negocio. Al ser escalable, puedes empezar con un
precio más económico e ir adaptándolo si tu proyecto lo requiere.  

Flexibilidad: Cuenta con los recursos del servidor físico. El
procesador, la memoria y el almacenamiento en disco se seleccionan durante la
configuración inicial de un servidor dedicado.
Esto limita la escalabilidad de un servidor dedicado desde el principio.
Sólo se puede añadir memoria y discos duros adicionales a la configuración
mientras haya ranuras o bahías disponibles.
Sin embargo, en cdmon nunca limitaremos el crecimiento de tu negocio,
y en caso de que lo solicites, siempre se puede crear un nuevo servidor
físico con más recursos para migrar el contenido del anterior.
La gran flexibilidad que provee el servidor dedicado proviene de su
uso exclusivo; así, parámetros muy específicos que se requieran en su entorno
pueden ser aplicados sin afectar a otros clientes.         

Flexibilidad: Los Servidores Virtuales son escalables al poder
ampliar los recursos de manera sencilla una vez lo hayas contratado. Con esta
opción, puedes dimensionar y gestionar las características en cualquier
momento.

Cada empresa tiene sus propias necesidades de negocio y cada aplicación tiene requisitos específicos de carga de trabajo. Para seleccionar el tipo de servidor que se adapte mejor deberás estudiar las necesidades y características de tu empresa previamente. Elegir una opción u otra dependerá de los recursos requeridos:

Los servidores dedicados son perfectos para profesionales, ecommerce, revendedores y agencias que podrán gestionar y dedicar toda la atención a sus clientes desentendiéndose del mantenimiento del equipo.

Los servidores virtuales son óptimos para webs con un elevado número de visitas o con un alto consumo de recursos, cuando tu multihost se ha quedado pequeño o tienes previsto gestionar un volumen elevado de alojamientos. También, si quieres revender hostings (resellers), pero te quieres despreocupar del mantenimiento de un servidor. En estos casos, siempre puedes escalar los recursos en cualquier momento.​

En cdmon, ponemos a tu disposición ambos tipos de servidores, para que elijas el que más se adecúe a tu empresa:

– Servidores dedicados

– Servidores virtuales