Volver

Las vulnerabilidades más comunes de tu web

Blog-vulnerabilidades-web-Portada.jpg

En la era digital actual, es esencial que las empresas protejan su sitio web de posibles vulnerabilidades de seguridad. Identificar y proteger las vulnerabilidades más comunes de tu web es clave para asegurar los datos y mantener la confianza de tus clientes.

Saber por dónde empezar puede resultar desalentador, pero con los conocimientos y las herramientas adecuadas, podrás proteger fácilmente tu web frente a diversas amenazas. Existen diversos riesgos potenciales para la seguridad de tu sitio web, como la piratería informática y otro tipo de ataques maliciosos. Al proteger su sitio web contra estas amenazas potenciales, puedes mantener la integridad de sus datos y proteger a tus clientes, además de mejorar la experiencia del usuario y tu reputación.

En este artículo hablaremos de las vulnerabilidades más frecuentes de los sitios web y de cómo protegerse contra ellas. Trataremos la importancia de mantener tu sitio web seguro, los diferentes tipos de ataques y las medidas que puedes tomar para garantizar que tu sitio web permanezca seguro. Con los conocimientos y las herramientas adecuadas, podrás proteger fácilmente tu sitio web frente a diversas amenazas.

La ciberseguridad, también conocida como seguridad de la tecnología de la información, es la protección de tu sitio web y de los datos que contiene frente a posibles amenazas, por lo que resulta esencial para cualquier página web.

Existen muchos tipos de amenazas para la seguridad de los sitios web, por lo que vamos a revisar algunas de las vulnerabilidades más comunes.

Las vulnerabilidades del sitio web son los puntos débiles que pueden permitir amenazas potenciales. Estas vulnerabilidades pueden ocurrir en una variedad de áreas de tu web, por lo que conocer las áreas más vulnerables puede ayudarte a identificar y protegerte contra las vulnerabilidades más frecuentes.

El primer punto vulnerable es el propio Hosting. Las medidas de seguridad pueden variar de un proveedor a otro o incluso ofrecerse como mejoras al producto que ya tienes, pero con un sobrecoste, por lo que es importante comprobar el nivel de seguridad del producto que contratas. Un Hosting barato puede no incluir la misma protección que uno de mayor calidad.

El contenido de tu web puede ser vulnerable a inyecciones de código malicioso y otras amenazas. Los contenidos de terceros mal mantenidos o no autorizados pueden hacer que tu sitio web corra el riesgo de ser pirateado.

Y junto al contenido, el diseño de la web también puede desempeñar un papel crucial en la protección contra las vulnerabilidades del sitio web. Los sitios web mal diseñados y con mucho código complejo pueden facilitar la aparición de amenazas.

Finalmente, el código que se ejecuta en tu sitio también puede ser una fuente de vulnerabilidades potenciales. Un código obsoleto puede ser más vulnerable a las amenazas, por lo que es fundamental mantenerlo actualizado.

Una vez identificadas las áreas más vulnerables, es relevante comprender los diferentes tipos de ataques que podrían producirse. Saber qué tipos de ataques son los más comunes y cómo pueden producirse puede ayudarte a identificarlos y protegerte contra ellos. He aquí algunos ejemplos de los más comunes:

Inyección SQL: donde los atacantes aprovechan las vulnerabilidades para ejecutar código malicioso en tu base de datos, potencialmente robando o descargando todos los datos alojados en tu web y accediendo al resto de archivos de la página web.

XSS o cross site scripting: aquí es donde los atacantes pueden hacer objetivo a los usuarios de tu web y hacer que ellos realicen el ataque, como instalar troyanos o keyloggers, tomando el control de las cuentas de usuario, realizando campañas de phishing o robo de identidad.

Camino transversal: estos permiten a los atacantes leer archivos alojados en tu web, incluidos archivos confidenciales del sistema y así capturar credenciales almacenadas en los archivos de configuración e incluso puede conllevar a la ejecución remota de código. El impacto puede variar desde la ejecución de malware hasta el control de tu página web por parte de un atacante.

Autenticación rota: se trata de un término general para todas las debilidades en la administración de sesiones y credenciales donde los atacantes se hacen pasar por usuarios reales y usan identificadores de sesiones secuestradas o credenciales de inicio de sesión robadas y así usar sus permisos para explotar vulnerabilidades.

Configuración de seguridad incorrecta: esto puede incluir todo tipo de vulnerabilidades como fallas sin parchear, páginas caducadas, archivos o directorios sin protección, software obsoleto o incluso tener la web en modo debug.

Ahora que conoces mejor las vulnerabilidades más comunes de los sitios web y los tipos de ataques que pueden producirse, podemos empezar a tomar medidas para proteger tu web contra ellos. Recuerda que la manera más efectiva de proteger tu web es analizando la seguridad de tu sitio para poder verificar cuál de estas vulnerabilidades pueden tener.

En cdmon queremos ofrecerte la mayor calidad y por ello te ofrecemos la más alta seguridad. Por ese motivo, descubre todas las ventajas de seguridad que te ofrecemos con cualquiera de nuestros Hostings para que no tengas que preocuparte:

Certificados SSL gratuitos para todos los dominios y subdominios alojados en tu Hosting. Escaneos regulares y en tiempo real con herramientas Antivirus y Antimalware de todos los ficheros para encontrar y desinfectar código malicioso. Diferentes Firewalls, desde WAF para proteger tu web de ataques habituales a firewall perimetral IDS/IPS además de protección antiDDoS.

Asegura tu página web con la seguridad de nuestros Hostings y protege tus datos.